Ama. Hay mucho en juego.

Pastoral VocacionalEl lema de este año para la Pastoral Vocacional de los Misioneros Paúles y de las Hijas de la Caridad es un lema fresco, sugerente, motivador: “AMA. HAY MUCHO EN JUEGO”. Es un lema simple en el que la fuerza del imperativo AMA lleva añadida una motivación importante y atractiva: HAY MUCHO EN JUEGO. Amar y jugar son dos realidades que conectan bien con las personas de todas las edades, pero más con el mundo de los jóvenes, a quienes va dirigido preferentemente, y merece la pena reflexionar sobre ello. A todos nos vendrá bien repensar algo que sabemos desde hace años, siguiendo el consejo de Santa Luisa de renovar el primer fervor (cf. C 115)

(De la revista, Sor Concepción España Norte)

Revista Vocacional Hijas de la Caridad, Misioneros Paúles

¿Qué quieres de mí Señor?

"Progr-amados para ser libres" es el lema de Pastoral Vocacional de este año. Me sugiere tres palabras claves, conectadas entre sí; una lleva a la otra: VOCACIÓN, AMOR y LIBERTAD. Vocación indica la llamada que siente cada uno a encontrarse en libertad con la verdad sobre sí mismo. Este encuentro esencial dará a la persona luz para conocer y orientar su misión en la vida, para saber qué quiere Dios de mí y qué quiero yo de mí mismo. Discernir la vocación en libertad y desde el amor de Dios es fundamental para ayudarse uno mismo y para ayudar a otros.

Logo del escudo HC: "La Caridad de Cristo nos urge"

Las Hijas de la Caridad proclaman el Evangelio sirviendo a los pobres. Desde el principio de la Compañía, no importa donde estén y cuáles sean sus necesidades, las Hermanas saben que “es Dios quien las espera en los que sufren” (Constituciones 7 b).

El logo con las llamas y en el centro la cruz de Cristo, en el escudo de la Compañía HC nos centra en la CARIDAD de CRISTO CRUCIFICADO que nos urge a ir al servicio de los "crucificados" por tantas sufrimientos... en la sociedad actual y en cada momento de la historia de la Humanidad. 

            

         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Memorias

Videos

"Tratemos bien a los pobres, pues ellos son nuestros amos y señores"

San Vicente de Paúl