Testimonio de Pilar de Llar de Pau

  • Pilar
  • Pilar
  • Pilar
12 | 04 | 2024

Hoy os dejamos el testimonio de una de las mujeres que atendemos en Llar de Pau y su experiencia aquí con nosotras.

Soy Pilar, tengo 56 años. Llevo aquí en Llar de Pau 10 meses. Me encuentro con gente muy buena y muy simpática, se portan muy bien conmigo. Las profesionales y las hermanas me han dado mucho apoyo y muchas ganas de seguir. 

Durante el proceso aquí en la casa he hecho muchas cosas que me han ido muy bien. Yo entré muy mal y gracias al equipo, hoy por hoy, estoy mejor. Entré que tenía la mente desorganizada, con comportamientos obsesivos con los médicos debido a la medicación, que no paraba de pedirles que me hicieran cambios. Tampoco paraba de entrar al despacho de las Educadoras, de la Trabajadora social y de la Enfermera. Ahora ya no las molesto tanto, me siento más segura, poco a poco me he ido acostumbrando gracias al equipo de las profesionales, que me han ido acompañando y que han estado conmigo en todo momento, ayudándome a organizarme mejor y a seguir una rutina. 

Una de las cosas que más me gusta hacer es pintar mándalas y poner la mesa a la hora de la comida. Me ayuda a tener la mente distraída y a no pensar. Ojalá lo pudiera hacer todo. Durante este tiempo no he tenido problemas con nadie, intento ser consciente de las situaciones de mis compañeras, que cada una tiene su proceso. 

Hace un tiempo, las profesionales me propusieron ser parte del equipo de acogida. Me encargo de ayudar y orientar a las mujeres nuevas que ingresan, les doy información de las actividades que hacemos, los horarios, el funcionamiento de la casa, entre otros. Me siento mejor y más distraída, me gusta ayudar a mis compañeras y a las profesionales. 

Espero estar mucho tiempo aquí en Llar de Pau, para recuperarme y gracias a las chicas me ha dado un cambio la vida. Estoy muy contenta y feliz de estar aquí y que esto es una casa para mí. 

Pilar Gómez, Llar de Pau