Noticias

No podemos olvidar... -Grupo Luisa de Marillac Valencia

  • Asamblea 2020
  • Asamblea 2020
  • Asamblea 2020
  • Asamblea 2020
  • Asamblea 2020
23 | 09 | 2020

Que hoy es nuestra segunda jornada de Asamblea Provincial y que en ella la Ruah ha estado presente.

Que nuestra regla es Cristo, el Evangelio y las Constituciones.

Que la mística de vivir juntas nos lanza al servicio de los más pobres.

Que hemos sido llamadas y reunidas para vivir en fraternidad.

Que las Hijas de la Caridad estamos cerca de las personas vulnerables.

Que nuestra vida se hace de pequeños detalles cotidianos en comunidad.

Que el buen humor tiene que estar presente en nuestras comunidades.

Que vivir con coherencia y alegría la respuesta a la llamada y la fidelidad a la vocación, provocará interrogantes en los jóvenes.

Que tenemos que apostar por una cultura de la llamada y una pastoral significativa.

Que nuestra vida tiene que ser denuncia a favor de los más pobres.

Que nuestra opción son los últimos y las periferias.

De reanimar nuestra pasión por los pobres en la oración y en la eucaristía.

Que tenemos que vivir el espíritu de nuestra Carta Magna.

Que el cuidado de la casa común nos compromete a todas en el servicio a los pobres.

El gozo y la acción de gracias a Dios creador.

Nuestra opción por un uso responsable de los bienes de la tierra.

Que una Hija de la Caridad se tiene que formar siempre.

Que participar en las redes sociales hoy, es una manera de darnos a conocer y evangelizar.

Que un desafío de este tiempo es la pastoral.

Que somos, junto con la familia vicenciana, las portadoras del carisma del siglo XXI.

Al grupo con el que estamos viviendo y compartiendo esta Asamblea.

Los detalles de esta casa en esta asamblea.

Los momentos de encuentro y la fiesta en la comida.

Que a pesar de las mascarillas seguimos sonriendo.

La comida que nos hace Phongphan

Que esta asamblea ha sido muy breve.

Que la Compañía seguirá caminando por la ruta que el espíritu nos va mostrando. Dios es generoso con la Compañía y con cada una nosotras.