Noticias

Eucaristía de acción de gracias, por sor Ascensión Pozo

  • Sor Ascensión
  • Sor Ascensión
29 | 01 | 2021

El pasado domingo, 24 de enero a las 11h de la mañana, en Olesa de Montserrat se celebró una Eucaristía por  Sor Ascensión, esta Hija de la Caridad que formó parte de nuestra comunidad parroquial durante más de cuarenta años, distribuidos en dos etapas.

La misa, anunciada como funeral fue en realidad una misa de acción de gracias. Rezamos Sor Ascensiónpor su alma, sí, pero sobre todo dimos gracias a Dios Padre por ella y por habernos concedido compartir estos largos años con ella, ya fuera en la comunidad parroquial o colaborando en las distintas obras que Sor Ascensión y la comunidad llevaban a cabo.

Presidió la misa el párroco de Olesa, Mn. Esteve Fernández, que la conocía desde los últimos 20 años. Asistieron también el alcalde de la población, Sr Miquel Riera, dos concejales del Ayuntamiento, miembros del grupo AIC, conocido en la población como Voluntariado Vicenciano, celadoras de la Medalla Milagrosa, miembros de Caritas parroquial y otras personas de nuestra comunidad parroquial.

En el transcurso de la misa hubo música de órgano y cantos de esperanza. Mn. Esteve en la homilía habló de la Caridad y de Sor Ascensión, de su energía, su resolución y su capacidad de trabajo; también de su manera callada y discreta de ayudar a quién más lo necesitaba, de cómo justamente la Caridad dio siempre sentido a su vida, así como a las de sus hermanas de la Comunidad.  Al final de la misa la Parroquia repartió a los asistentes un sencillo recordatorio con una foto de Sor Ascensión una pequeña biografía y esta frase de San Vicente: “No podemos asegurar mejor nuestra felicidad que viviendo y muriendo al servicio de los pobres” 

Al salir del templo los asistentes hablaban de ella y del regalo que ha significado para nuestro pueblo la Comunidad de Hijas de la Caridad. La mayoría de personas que forman parte de nuestra comunidad parroquial, y también muchas otras fuera de ella, podrían hablarnos de su relación con Sor Ascensión y con las demás hijas de la Caridad. Miles de historias que los olesanos podríamos explicar son testimonio claro de su paso por este pueblo situado en el valle del río Llobregat, al pie de la montaña de Montserrat. 

¡Muchas gracias, Sor Ascensión, por haber hecho suya y haber amado esta tierra, algo lejana de su pueblo natal, y por haber hecho de su vida práctica de Caridad, siguiendo  las enseñanzas de San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, siempre a la luz del Evangelio!  Os habéis ido a la casa del Padre, pero seguiréis viviendo en el corazón y el recuerdo de muchos habitantes de nuestra población. 

Bene Temporal (AIC)