Noticias

“ARENYS DE FLORS” en el Maricel

  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
  • Arenys en flors
15 | 06 | 2022

Cada año, Arenys de Mar, un pueblo de la Comarca del Maresme de la provincia de Barcelona, donde está situado el centro Maricel de la Compañía de las Hijas de la Caridad, luce de flores. A propuesta del Ayuntamiento, se organiza un concurso (Arenys de Flors) de carácter artístico y cultural. Sus vecinos y comerciantes, adornan las calles, portales, ventanas y balcones de los espacios públicos y privados, con motivos florales, dónde se invita al vecindario, así como a visitantes, a pasear y ver las distintas creaciones artísticas.

Este año, se celebró la quinceava edición de esta festividad popular, durante el fin de semana del 4 y 5 de junio, en la que, por primera vez, Maricel participó con la colaboración de todos y todas los/as niños/as del centro, ¡pequeños/as y mayores!, con la ayuda del equipo educativo, del equipo de limpieza y de mantenimiento, de la dirección, así como de toda la comunidad de hermanas. Durante los dos meses previos a la fecha señalada, se estuvo pensando y preparando toda la decoración. Los chicos/as adolescentes se aventuraron a crear la plantilla digital que se usó de guía para toda la confección. Los niños y niñas pintaron mándalas, elaboraron flores de papel y escribieron mensajes con sus deseos que decoraron en botellas de cristal. Inspirándose en el nombre del propio centro, Maricel, se creó un espacio artístico de flores y detalles del mar, dónde, también, se podía observar una puesta de sol, al lado de un gran faro con una cascada floral y una barca, La Milagrosa, repleta de flores. Los niños y niñas también pintaron y plastificaron pulpos y ballenas que, junto con largas tiras de papel, decoraban los arcos de algunas puertas y porches del centro. Las hermanas de la comunidad elaboraron detalles de flores de ganchillo para los árboles, así como centros de mesa de flores realizados con material reciclado. ¡Todo quedó hermoso y acogedor! Fue muy bonito ver como los propios niños y niñas se organizaron, muchas veces de forma autónoma, por grupos de trabajo, con la idea y la emoción de hacerlo lo mejor posible. ¡El resultado hablaba por sí mismo!

Han sido unas semanas de cooperación y de mucho trabajo por parte de todos/as. ¡Todo creó un espacio de color y alegría, que amenizaba la inquietud de poder ganar el concurso! ¡Las sonrisas brillaban y el orgullo también! Ahora esperamos el resultado del concurso. El fin de semana floral y emocionante que pasamos… ¡lo podéis ver en estas fotos!

Una Educadora